95,5 kilómetros del centro urbano de Murcia se transforman en “zona 30” para incrementar la seguridad vial

on Feb 15, 2013

El Alcalde presenta el Plan Murcia 30, con el que se pretende mejorar la seguridad vial y proteger a ciclistas y peatones en las zonas abiertas al tráfico. Las zonas de calmado de tráfico reducen el riesgo de accidente un 50% y ya se han puesto en marcha en ciudades como Barcelona, Oviedo, Vitoria o Zaragoza. Las 8 zonas de la ciudad que contienen calles con limitaciones de velocidad a 30 km/hora tendrán señalización vertical y horizontal que alertarán de la presencia de ciclistas. Cámara ha destacado que se trata de un avance más en la normalización y plena integración de la bicicleta como medio habitual de desplazamiento en Murcia. 

Ofrecer una mayor seguridad a los usuarios de la bicicleta y a los peatones, a la vez que mejorar la convivencia de estos con los vehículos, es el objetivo fundamental que persigue el Ayuntamiento con el desarrollo del “Plan Murcia 30”, que esta mañana ha sido presentado por el Alcalde, Miguel Ángel Cámara, acompañado por la Concejal de Medio Ambiente, Adela Martínez-Cachá, y por el responsable de Tráfico y Transportes, Javier Iniesta.

Se trata de un sistema basado en el modelo europeo de «zona calmada». La velocidad a la que se circula por la ciudad es una de las causas más comunes de accidentes, de ahí la importancia de incrementar la seguridad de ciclistas y peatones.
Las calles 30 forman parte de una iniciativa europea promovida por asociaciones de peatones, ciclistas, familiares de víctimas de accidentes de tráfico y de ecologismo social, que defiende la reducción de la velocidad en las ciudades por cuatro motivos fundamentales:
– Reducir el número de atropellos en las áreas residenciales
– Favorecer modos de desplazamiento más sostenibles, como la marcha a pie y en bicicleta
– Con menos contaminación, la vida es más saludable
– Si baja el consumo, se ahorra energía
Se trata de implantar en la ciudad de zonas de velocidad limitada a 30 kilómetros por hora, dentro de la estrategia diseñada por el Ayuntamiento para mejorar la seguridad vial, disminuir la contaminación y promover el uso de la bicicleta como medio habitual de desplazamiento en la ciudad.
Para ello, se han establecido 8 zonas en el centro urbano en las que existen calles sujetas a esta limitación –actualmente 4,6 km-, que estarán dotadas de señalización vertical y horizontal, tanto en los accesos como en las salidas de estas áreas, además de recordatorios en los viales del interior.
En total, esta primera fase -que se desarrollará durante este año y cuya señalización se instalará a partir del verano- sumará 95,5 kilómetros de calles 30. En 2014 está previsto ejecutar una segunda fase con otros 95 km.
Las 8 zonas de calmado de tráfico son:
– Zona 1: El Carmen
– Zona 2: Infante
– Zona 3: San Antón
– Zona 4: Catedral y entorno
– Zona 5: Este (Vistabella, La Paz, La Fama y Santa Eulalia)
– Zona 6: Santa María de Gracia y San Basilio
– Zona 7: El Ranero
– Zona 8: Espinardo
En estas 8 zonas se han incluido las calles que ya están señalizadas a 30 km/h, así como otras que por su tipología (ancho, elevado número de intersecciones, cruces peatonales, etc.) pueden ser susceptibles de limitación. Una vez implantada la reducción de velocidad se estudiará la posible incorporación de medidas adicionales para el calmado del tráfico, como el adoquinado de ciertas calles, resaltos en vía, estrechamiento de calzadas, etc.
El Plan Murcia 30 es una iniciativa municipal que completa el Plan Director de la Bicicleta en el Municipio de Murcia y nace como un proyecto abierto, vivo y susceptible de incorporar mejoras. Su propuesta debe contemplarse de forma conjunta con otras actuaciones relacionadas con la movilidad llevadas a cabo, como la creación de una red de aparcamientos -tanto abiertos como cerrados- y la estrategia de promoción de su uso como medio habitual de desplazamiento urbano. Consta de:
¿ Planos de itinerarios básicos para el inicio de la señalización del Plan Murcia 30.
¿ Memoria visual de modelos y ubicación de aparcamientos para bicicletas.
¿ Transporte público eficiente y sostenible.
¿ Memoria de actividades para la promoción del uso de la bicicleta y el fomento de la educación vial.
De esta forma, la ciudad “se acomoda a la idea de movilidad sostenible, con menos accidentes, menos humo, menos ruido, y se convierte en más saludable para sus habitantes, tanto si son peatones como si se desplazan en bicicleta”, ha asegurado.
En su intervención, el Alcalde ha defendido el uso de la bicicleta como “la alternativa ideal para dar solución a algunos de los problemas más importantes de nuestras ciudades”, entre ellos, la calidad del aire, el ruido, el ahorro energético, la planificación territorial y urbanística, la prevención de accidentes y la educación vial.
En este sentido, el incremento de los usuarios permitirá mejorar la calidad de vida de los murcianos, “construyendo entre todos una ciudad más saludable en la que vivir”. Por eso, el Alcalde se ha mostrado convencido de que la bicicleta está llamada a “desempeñar un papel protagonista en cualquier modelo de movilidad urbana sostenible que se precie”.
Tanto la ejecución del Plan Murcia 30, como todas las actuaciones promovidas por el Ayuntamiento en su propósito de promover la utilización habitual de la bicicleta están coordinadas desde el plan de movilidad sostenible de Murcia y la Oficina Municipal de la Bicicleta, y pueden consultarse en www.oficinabicicletamurcia.com.